Mostrando 1–15 de 47 resultados

SILLAS DE OFICINA

La búsqueda de sillas de oficina ergonómica puede ser complicada al principio, especialmente si no sabes lo que estás buscando. Cada persona tiene unas necesidades y hay muchas consideraciones a tener en cuenta en tu decisión.

Altura

La mayoría de asientos de una silla de oficina estándar tienen una altura de 44 a 57 centímetros. Los escritorios suelen tener una altura de 75 cms, recomendándole que cada asiento esté 20 o 25 centímetros por debajo, dependiendo de cada persona.

Tu silla debe ser con asiento regulable en altura de acuerdo con tu propia altura y más específicamente con la longitud de las piernas.

Material

El material de la silla afecta a tu comodidad. Los tejidos polipiel o loneta son más fáciles de limpiar, pero la malla transpira más fácilmente.

El resto de tu silla de escritorio puede ser de metales y plásticos.

Asiento

Recuerda que estarás sentado en tu silla la mayor parte del día. Por lo tanto, debes asegurarse de que el cojín del asiento sea adecuado. La espuma de baja calidad no durará mucho, así que busca algo que no te moleste de inmediato cuando te sientes.

Tamaño del asiento

Una de las características más importantes pero a menudo pasadas por alto de una buena silla de oficina tiene que ver con el tamaño del asiento. Si el asiento es demasiado largo, puede inclinarse hacia adelante.

Si el asiento es demasiado corto, tus piernas no tendrán el soporte adecuado.

Ajustes

Especialmente si varias personas usarán tu silla de oficina, debes asegurarte de que todos los elementos de la silla sean ajustables. Esto incluye los reposabrazos, el asiento y el respaldo.

Respaldo

Una buena silla de oficina debe apoyar tu columna vertebral de arriba a abajo.

La parte baja de la espalda debe ajustarse cómodamente contra el soporte lumbar inferior de la silla, permitiendo que el oxígeno llegue a los músculos y el flujo sanguíneo al cerebro.

.