Mostrando los 12 resultados

SILLAS Y ESCRITORIOS GAMERS

Tan importante como el hardware de nuestro PC, deben ser las sillas y escritorios gamers que utilizamos. La silla que usamos para nuestros momentos gaming debe ser ergonómica y de gran calidad. Somos muy exigentes a la hora de comprar cualquier producto, pero la misma exigencia debe valer para el escritorio y silla gaming. 

Sillas 

Es muy importante tener una silla gaming ergonómica. Éstas son sillas diseñadas para apoyar la parte inferior de la espalda y promover la buena postura, para evitar y aliviar el dolor. O sea, estas sillas cuidan con más cariño tu columna que las sillas comunes. Además, muchas de ellas cuentan con almohadones diseñados para personalizar la postura en la que nos sentamos y así mejorar la posición final.

Hay algunos detalles que debemos prestar atención a la hora de encontrar la silla gaming perfecta.

El ancho y la profundidad del asiento

El asiento debe tener el ancho y la profundidad suficiente para que te sientas cómodo. El estándar de ancho suele ser de 40 a 50 centímetros. La profundidad debe ser suficiente para que puedas sentarte con la espalda contra el respaldo de la silla, dejando unos 5 a 10 centímetros entre la curva trasera de las rodillas y el asiento de la silla gaming.

Reposabrazos

Los reposabrazos de la silla gaming debe tener la altura suficiente para que los codos y los antebrazos se apoyan sin tensionar los hombros.
Lo ideal es que la silla tenga reposabrazos movibles o multifunción. En estas sillas habrá reposabrazos se pueden ajustar en los tres ejes del espacio: horizontalmente, verticalmente o giro de los reposabrazos.

Regulación del asiento

La altura del asiento de una silla debe ser fácilmente ajustabley esto sí que es algo básico que siempre debemos de buscar en una silla gaming. Su regulación suele variar entre 40 y 52 centímetros desde el suelo.

Apoyo lumbar

El apoyo lumbar en una silla ergonómica es muy importante. La columna lumbar (parte baja de la columna) tiene una curva interna y cuando estás sentado por largos períodos de tiempo sin soporte, tienden a forzar la parte inferior de la columna.

De un respaldo debemos buscar siempre que sea cómodo y que se ajuste bien a nuestra espalda. Los materiales también serán importantes. Debemos buscar una silla en la que se puede ajustar en posición este respaldo, que podamos colocar este respaldo más recto o más tendido para poder cambiar de posición por ejemplo cuando jugamos, vemos una película o escribimos.

Material de revestimiento

El material sobre el asiento de la silla debe tener el grosor suficiente como para sentirte cómodo al permanecer sentado por largos períodos de tiempo. Tampoco debe ser demasiado blando. Los respaldos pueden ser acolchados o de tela, pero siempre cómodos al tacto.

Los revestimientos van desde el tradicional tejido hasta la rejilla de nylon y el cuero, ya sea sintético o natural. Al elegir el revestimiento del asiento y del respaldo, es bueno siempre pensar en quién va a usarlo y en el tipo de mantenimiento que cada uno de ellos necesita.

Material de relleno

Igual de importante es el acabado exterior como el acabado interior del asiento, y es que el relleno que componen los cojines de una silla son fundamentales para asegurar nuestra comodidad en ella. Además, la calidad de ellos determinará el tiempo de vida y las horas que podremos estar sentados en una silla gaming.
Los materiales que se utilizan para rellenar los asientos y respaldos de las sillas puede ser los siguientes: Espuma, Placa Soft,  Rellenos sintéticos y látex.

Las ruedas, necesarias y ¿ruidosas?

No son exactamente esenciales, pero se han convertido prácticamente en un elemento fijo para las sillas gaming. Debemos de realizar distintas distinciones entre los tipos de ruedas que nos podemos encontrar, ya que existen diversos materiales para su construcción: las típicas ruedas de plástico de PVC duro, las ruedas recubiertas de material blando como goma o nylon, ruedas construidas mediante un eje de cojinete y un anillo de goma redondo sobre un eje metálico o de plástico duro.

Escritorios 

Antes comprar un escritorio, es necesario tener en cuenta.

Medidas

Primero, debéis medir el espacio en el que irá vuestra mesa. Todas las mesas se miden por ancho, largo y alto. Como consejo, no compréis una mesa que se ajuste al espacio al 100%.

Material 

Normalmente, nos encontramos los siguientes materiales:
Madera o partículas de madera. Es un buen material porque resiste la humedad, es fácil de limpiar y es muy duro.
Metal. Existen mesas metálicas que son pesadas y resistentes. Solemos distinguir entre hierro y acero, pero nos encontraremos, por lo general, más hierro que acero.
Cristal. es un material presente en algunas mesas, especialmente en la parte superior, donde va el teclado, ratón, monitores, etc.
Revestimientos PU. Estos revestimientos imitan al cuero y son muy duraderos, además de no necesitar el mantenimiento que requiere el cuero original.

Formas 

Podemos encontrar escritorios en forma de «L» o rectangulares. En el caso de las que tienen forma de «L», son escritorios orientados al mundo de la oficina, pero que nos pueden ayudar bastante con la configuración del setup porque podemos organizarnos mejor. No obstante, los escritorios convencionales son una gran opción para espacios pequeños.

Setup y configuración 

Antes de elegir uno, pensar qué setup quieres tener. En las mesas que tienen una medida de 120 x 60 sólo vamos a poder funcionar con 2 monitores de 24 pulgadas o con un ultra panorámico.

Hay que tener en cuenta la distancia que existe entre el monitor y nosotros para que no afecte a nuestra experiencia de usuario. Esta distancia también servirá de referencia a la hora de comprar un monitor.

Lo ideal es idear todo el setup, con los periféricos que van a tener que ser utilizados en el escritorio. No hay que olvidar del espacio para los parlantes, en el caso de que ya tengas 2.1 o superior.