Mostrando 1–15 de 16 resultados

Ventiladores

Los ventiladores, hoy por hoy sigue siendo uno de los más utilizados, por su fácil instalación y bajo costo, comparado con sistemas de aire acondicionado.

Lo primero que debes saber es que el ventilador debe adaptarse a tus necesidades, por lo que tenerlas claras es vital.

¿Qué debo tomar en cuenta para elegir un ventilador?

Dimensiones y diámetro. Un ventilador muy grande en un espacio reducido resultará incómodo.
Velocidades. Importante si quieres cambiar la potencia gradualmente.
Ruido. Si piensas usarlo al dormir, toma en cuenta el ruido si lo que quieres es pasar una buena noche.
Orientación del aire. Y el caudal máximo son cosas que no debes ignorar.
Estabilidad. Aún en movimiento.
Rejilla de protección. Principalmente si hay niños o mascotas en casa.
Tamaño y movilidad. Toma en cuenta que sea fácil de guardar en épocas de invierno y que en caso necesario, puedas trasladarlo a otras áreas.
Que gaste poca energía. Si lo vas a tener encendido por tiempo prolongado, verifica que sea energéticamente eficiente.

Según tus necesidades

Si buscas potencia. Te recomendamos optar por ventiladores de piso. Están diseñados para facilitar la circulación del aire en un espacio. Para lograr su objetivo es necesario colocarlo en el piso inclinado hacia arriba para que el aire frío circule y se mezcle con el aire caliente.

Estética. Si tu objetivo es la estética, elige ventiladores de torre. Además de verse bien cuentan con más funciones como: temporizador, distintos modos de operación, entre otros.

Espacios amplios. Lo más recomendable es optar por ventiladores de techo. Ya que no roban espacio a los muebles o habitantes y contribuyen con la decoración. Son ideales para zonas muy calurosas.

Que tenga oscilación. Si lo que necesitas es que tu ventilador refresque dos áreas a la vez, como la sala y comedor. Un ventilador de pedestal es lo ideal.