Mostrando los 12 resultados

WEBCAM

Cuando deseas comprar una webcam o cámara web para tu PC, ya sea que la necesites para reuniones de video de negocios, seminarios web de capacitación, podcasts de video o chat de video, el uso determina el tipo de cámara web que debes comprar.
Hay muchos modelos disponibles en una amplia gama de precios, y no querrás pagar por características que nunca usarás.

La resolución es importante

Una webcam con alta resolución es esencial para la mayoría de los usos: cuanto más baja es la resolución, más granulada se ve la imagen en la pantalla. La mayoría de las cámaras web modernas solo admiten captura de vídeo de alta definición. Busca una resolución de captura de video de 720p o superior. Si decides optar por una resolución estándar, un punto de inicio de resolución decente es 640 x 480, y más alto es mejor para la mayoría de los casos, pero ninguna de las configuraciones proporcionará la calidad de vídeo que puedes esperar de una cámara web de alta definición.

Si planeas publicar vídeos en sitios de redes sociales, el vídeo de baja calidad puede afectar negativamente a tus espectadores. Sin embargo, las cámaras web de alta definición aumentan el precio de la cámara web, así que no dudes en omitir esta función si solo quieres una cámara web para chatear por vídeo ocasionalmente. Actualmente podemos encontrar cámaras de hasta resoluciones de 4K, por lo que las posibilidades son muy buenas sin necesidad de comprar una cámara profesional para ello.

Si solo vas a usar la webcam para hablar con amigos o familiares de vez en cuando, seguramente te baste con un modelo de baja resolución. En cambio, si la quieres para negocios, es mejor optar por una unidad HD. Dependiendo del tipo de chat de video que hagas, es posible que desees incluir efectos especiales, y muchas cámaras web vienen con estas capacidades. Si el que deseas no lo hace, probablemente puedas descargar el software de efectos especiales del fabricante.

Mira siempre sus FPS

Las webcam de baja velocidad de fotogramas producen imágenes que tartamudean y se congelan periódicamente en la pantalla del espectador. Las velocidades se miden en frames por segundo, así que busca «fps» en el paquete de la cámara web. Debes mantenerte por encima de 15 fps para transmitir video, y mejor aún con una velocidad de fotogramas de 30 fps o más.

Actualmente, si decide de convertirte en streamer o youtuber, lo más normal es que te debas decantar por una webcam de al menos 50 o 60 FPS.

Calidad de la lente y campo de visión

El tipo de lente también afecta el rendimiento de la webcam. Algunas unidades de nivel de entrada tienen lentes de plástico, pero es aconsejable optar por una lente de vidrio, que mejora dramáticamente el rendimiento sin aumentar significativamente el precio. Las tecnologías de autoenfoque y ajuste automático de la luz también son útiles en las cámaras web, especialmente si las usarás en una habitación oscura.

El siguiente aspecto a tener en cuenta es, la capacidad de hacer zoom de la cámara.
Podremos distinguir dos tipos de zoom:

El Físico: La propia lente, mediante un sistema de espejos, es capaz de acercarse a un objeto o alejarse, como si de un telescopio se tratase. este zoom es el bueno, el real, el que acerca físicamente la visión a un objeto, pero pocas webcam cuentan con él.

El digital: que realiza un acercamiento mediante el propio software, aumentando la red de pixelado de una zona. Este tipo de zoom no se hace físicamente, sino creando nuevos píxeles en función de lo que capte la cámara. es mucho peor que el físico.

Micrófono y captura de imágenes

Seguimos con la posible presencia de un micrófono incorporado y la capacidad de tomar fotos, dos características que se están convirtiendo en un estándar.

Una webcam con micrófono incorporado, nos permitirá grabar y capturar nuestra voz al mismo tiempo, sin necesidad de comprar un micro aparte o utilizar un headset con éste incorporado.

Verifica siempre los requisitos

No todas las cámaras web se ejecutan en todos los PCs o sistemas operativos. Toma nota de tu PC y sistema operativo, y luego verifica los requisitos de webcam que ha llamado tu atención. La mayoría de los modelos piden una velocidad mínima de procesador y requisitos de memoria. Si tu PC es nuevo, es muy probable que cumpla con los requisitos mínimos, pero si planeas trabajar con video de alta definición en un sistema antiguo, es posible que tengas problemas de compatibilidad.