Mostrando 1–15 de 95 resultados

DISCOS DUROS Y SÓLIDOS

Cuando hablamos de discos duros y sólidos los utilizamos para almacenar datos a largo plazo. Los datos pueden incluir el sistema operativo y las aplicaciones del ordenador, así como los archivos personales, incluyendo fotografías, documentos y música. Cuando se arranca o se enciende el PC, es el disco duro el encargado de hacer que cargue el sistema operativo, como Windows, OSX o Linux.

Disco duro (HDD)

Es un dispositivo de almacenamiento informático no volátil que contiene discos magnéticos o placas que giran a altas velocidades. Es un dispositivo de almacenamiento secundario que se utiliza para almacenar datos de forma permanente, siendo la memoria de acceso aleatorio (RAM) el dispositivo de memoria principal. No volátil significa que los datos se conservan cuando el ordenador se apaga.

Podemos agrupar los discos duros en internos o externos. Interno significa que están ubicados dentro de un PC o notebook y tienen una conexión directa con la placa base. Externos significa que residen fuera del PC y normalmente se conectan a través de un cable USB.

Disco sólido (SSD)

Son lo último en tecnología de discos duros en la industria de la informática. Hacen uso de la tecnología de memoria flash. Utilizan circuitos integrados o dispositivos semiconductores para almacenar datos permanentemente, al menos hasta que son borrados. Estas son algunas de sus ventajas. Acceso más rápido a los datos, Menos susceptibles a las descargas, Menores tiempos de acceso y latencia, Durabilidad, Menos uso de energía

También cabe destacar las conexiones M2, capaces de alcanzar velocidades de lectura de hasta 2,5 Gbps. Las unidades disco SSD M.2. son más ligeras, por lo que permiten que sean instaladas en notebook mucho más finos, o con una batería mucho más grande.