Mostrando los 3 resultados

GABINETES GAMERS

Elegir gabinetes gamers no es tan sencillo como parece, ya que no se reduce a asegurarse de que los componentes quepan «y ya», sino que en realidad hay muchas cuestiones a tener en cuenta. ¿Tiene el gabinete una estética adecuada? ¿Da buenas posibilidades de actualización de los componentes? ¿Tiene buen flujo de aire?

El aspecto estético, tan importante como tú quieras

Comencemos hablando de estética, pues al fin y al cabo el gabinete es el componente más visible de un PC.

Debemos elegir si queremos que nuestro gabinete de PC tenga una ventana o no. Si la estética interior del equipo es buena e interesante, seguramente sea la mejor idea, pero también puede darse el caso de que consideremos que nuestros componentes son «feos» y están mejor ocultos.

Debemos plantearnos si queremos que sea una ventana de cristal templado o plástico acrílico.

Ojo con las compatibilidades

No todo se reduce a las posibilidades de expansión futuras, sino que también debes vigilar la compatibilidad con la placa base que vas a instalar, además de la longitud de la tarjeta gráfica y la fuente de alimentación.

Gaming y rendimiento: el poder del airflow

Debemos buscar un gabinete que nos permita optimizar el flujo de airedando la posibilidad de instalar la cantidad de ventiladores que queramos, en su posición correcta.

Compatibilidades de sistemas de refrigeración

De nada sirve que una caja tenga el airflow bien pensado si no hay una buena compatibilidad con sistemas de refrigeración.

¿Y qué hay de la refrigeración líquida? Es obvio que se nos debe proveer la posibilidad de instalarlo tanto en el frontal como en la parte superior.

Si juegas, actualizas tus componentes a menudo. ¡Que el gabinete no sea un impedimento!

Hay un detalle que omitimos con bastante frecuencia, que es la facilidad de acceso al interior del gabinete. Esto es algo muy importante en un chasis para PC gaming, ya que normalmente se actualizan bastante sus componentes y hay que limpiar su interior de manera regular, mucho más que un equipo normal.