Mostrando los 5 resultados

Lavavajillas

Cuando hablamos de lavavajillas deberás tener en cuenta a la hora de elegir el más adecuado para tu cocina.

Tipos de lavavajillas

Lavavajillas integrados: el electrodoméstico queda totalmente integrado con el resto del mobiliario de la cocina.

Lavavajillas parcialmente integrados: quedan con el panel de control original a la vista.

Lavavajillas de libre instalación: se pueden instalar en cualquier parte de la casa, aunque siempre junto a una toma de agua.

Tamaño y capacidad

Para empezar los lavavajillas pueden dividirse en tres grupos:
Grandes tienen 60 centímetros o más de ancho y permiten una capacidad elevada.
Estrechos permiten instalar el electrodoméstico en cocinas pequeñas al oscilar entre los 45 y 60 centímetros de ancho.
Compactos tienen menos de 45 centímetros de ancho, así que encajan en cualquier lugar, limpian los platos en muy poco tiempo.

En cuanto a la capacidad del lavavajillas debes saber que, se indican por el número de cubiertos en lugar de litros. Un cubierto viene a equivaler a todos los utensilios que utiliza una persona para un almuerzo completo con tres platos y café:

  • 6 o menos cubiertos: compactos para solteros y hogares donde se lava la vajilla con poca frecuencia.
  • De 7 a 11 cubiertos: medianos, ideales para familias pequeñas o poco espacio en la cocina.
  • De 12 a 16 cubiertos: amplios, para familias numerosas que utilizan con frecuencia.

Eficiencia energética

Los más eficientes pertenecen a la categoría A pero en esta categoría coexisten cuatro clases donde también la eficiencia varía (A, A+, A++, A+++).

Nivel de ruido

Los fabricantes están obligados a indicar el nivel de decibelios al que llega el lavavajillas durante su programa de lavado:la mayoría de los modelos se sitúan entre los 45 y los 60 decibelios, un nivel superior comienza a ser poco recomendable.

Programas de lavado .

Los fabricantes suelen recomendar programas “eco” o “bio” de lavado para ahorrar, ya que calientan el agua a una temperatura más baja, pero funcionan durante más tiempo, lo que difumina el ahorro real del lavado.

Por eso resulta recomendable, por ejemplo, identificar lavavajillas que incluyan un ciclo de lavado frío para los platos que están ligeramente sucios y huir de las funciones de secado.

¿Cómo elegir el ciclo de lavado del lavavajillas? Lo más recomendable es ajustar el ciclo -también la pastilla o el gel- según las necesidades.

Otra de las opciones que debería tener el lavavajillas y que es sumamente conveniente es la protección anti-desbordamiento (aquastop en algunas marcas), ya que así podremos evitar inundaciones y problemas con el lavavajillas.

Interior 

Las cestas son importantes, por lo que debes fijarte que no sean demasiado abiertas para que no se nos cuelen piezas con facilidad, que tengas suficientes soportes para platos para los que sois en casa e incluso es conveniente que las varillas sean abatibles, por si necesitamos más espacio en algún momento.